miércoles, 4 de febrero de 2009

La fe nunca es absurda, siempre es razonable - Abelardo Lobato


"La fe nunca es absurda, siempre es razonable"
Abelardo Lobato en la Universidad Católica san Antonio de Murcia (UCAM)
29 de mayo del 2008


“La fe nunca es absurda, siempre es razonable”, ésta fue una de las ideas que expresó el presidente de la Asociación Internacional Tomás de Aquino (S.I.T.A) y doctor Honoris Causa de la UCAM, catedrático Abelardo Lobato, durante su intervención en la ‘Jornada Tomista: Los preámbulos de la fe y el diálogo intercultural’, organizada por la Cátedra de Santo Tomás de Aquino de la UCAM, acto celebrado hoy en la sede de la Universidad.

El profesor Lobato ha destacado en su conferencia, ‘El hombre como ser familiar en el pensamiento de Santo Tomás: desafíos domésticos y mundiales del ente familiar en nuestros días’, que el pensamiento de santo Tomás “propone la armonía entre razón y fe” y aseveró, apoyándose en el pensamiento del santo, que “el hombre está movido por la búsqueda de la verdad”. Por otra parte, el teólogo ha calificado a la cultura moderna de “endeble, en la que impera el relativismo”.

Asimismo, el catedrático incidió en la idea de que “la Moral y la Religión han sido expulsadas de la sociedad actual, lo científico y el avance tecnológico, son hoy la razón de ser del hombre”.

Por otra parte, el profesor Carlos Simón Vázquez, del Pontificio Consejo para la Familia, impartió la conferencia ‘Santo Tomás: De rationibus fidei: Razón, fe y diálogo intercultural’. Vázquez recalcó que “el hombre al ser persona posee una dignidad inviolable, por tanto no puede ser utilizado, es irrepetible e insustituible”.

El experto afirmó que “el hombre es un ser moral, es por tanto responsable de las propias acciones en cuanto que actúa libremente”.

El conferenciante también reflexionó sobre la dignidad del ser hombre y recalcó que “nadie como la Biblia ha defendido la dignidad por igual de hombre y mujer”. Vázquez subrayó que “en algunos ambientes de la sociedad actual se ha cosificado la vida humana, ésta se compra y se vende”.

El ponente dedicó la segunda parte de su intervención a los retos para la familia en la sociedad actual. En este sentido, afirmó que los problemas de la familia “se basan principalmente en la falta de identidad de ésta” y apostilló que “es urgente redescubrir el papel de la familia en la sociedad”.

“La familia es una relación social, es única e insustituible, no se puede prescindir alegremente de ella”, añadió. Asimismo, Vázquez destacó que la familia es la sociedad fundada por un hombre y una mujer” y que “no es pensable una sociedad sin familia”.

Otro de los expertos que reflexionó sobre el pensamiento tomista, fue el profesor de la Universidad Abat Oliva, Enrique Matínez García, que disertó sobre la ‘Educación y el hombre nuevo’. Martínez aseveró que “la totalidad del universo intenta asemejarse a Dios”. El ponente afirmó también que “el hombre es fin de toda generación, de todo el universo, por que es Capas Dei, capaz de Dios y busca asemejarse a él”.

También intervinieron en la jornada, el profesor Juan José Gallegos Salvadores, que impartió la conferencia ’Fe humana y fe cristiana’, y el profesor de la Universidad de Granada, Armando Segura Naya, que disertó sobre “La modernidad y la dictadura del relativismo”.

Cabe resaltar, que en la apertura de la jornada, también intervino el presidente de la UCAM, José Luis Mendoza, que “deseó que esta jornada sea fructífera para todos, y que el pensamiento de Santo Tomás de Aquino pueda ser conocido por los alumnos de la universidad”. Mendoza también quiso resaltar que “el eje de referencia de nuestra universidad es Cristo”.

A la jornada también asistieron el obispo emérito de la Diócesis de Cartagena, monseñor Javier Azagra, que recordó los inicios de la UCAM, y el vicerrector de extensión universitaria y coordinador de la jornada, Joaquín Jareño.



1 comentario:

  1. "La fe es razonable". No lo creo. La fe es una virtud sobrenatural y da certeza, lo que son razonables son las virtudes intelectual y moral de la prudencia e intelectual de la dialéctica, otra cosa es decir que hay razones para creer razones ciertas: las pruebas de la existencia de Dios y razones de índole prudencial y dialéctica. Pero la fe supera las razones pues es una gracia y como tal otorga al hombre una certeza que con la razón no alcanzaría. O sea, no se puede alcanzar la fe con razones porque la fe está en el terreno sobrenatural y la razón en el natural.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...