viernes, 18 de marzo de 2011

En la Argentina se está eligiendo ser lo que no somos…

En la Argentina se está eligiendo ser lo que no somos…


San Luis, 17 Mar. 11 (AICA).- “La cultura cristiana que es lo que nos ha caracterizado hasta ahora, se está perdiendo, es decir, estamos eligiendo ser lo que no somos. La Argentina tiene una cultura hispanoamericana con mucha riqueza que se está perdiendo por un modo distinto de ser que no somos”, afirmó el nuevo obispo de San Luis, monseñor Pedro Daniel Martínez, en declaraciones al Diario de la República, pocos días después de asumir el gobierno pastoral de la diócesis de San Luis.

Monseñor Martínez comenzó contando su vida familiar y estudiantil. “Nací en Mendoza, donde completé mis estudios primarios y secundarios excepto por un año que estuve en España. La abuela de mi papá nació en San Luis. Toda mi vida hice mucho deporte y siempre me gustó trabajar la tierra. Hice muchos trabajos manuales, entre ellos la construcción. Con mi papá hicimos una casa en la montaña en Potrerillos, provincia de Mendoza, cuando tenía doce años. También tengo mucha vida intelectual. Mi padre fue decano de la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Cuyo, y dejó escritos muy interesantes”.


-¿Cómo vive esta nueva etapa de su vida personal y profesional como obispo de San Luis?

-Es una etapa de prueba y de difícil rodaje. La función pública implica una actividad más expuesta sin tanta vida privada. Estoy de domingo a domingo. Pero es muy lindo porque es un servicio que uno hace y por eso recibe mucho de la gente. El obispo es pastor de todos, no solamente del que tiene fe, sino también del ateo. Estoy muy contento. Sé que San Luis es un lugar tranquilo y de amigos, que es algo que no hay que perder. Acá la vida es normal, aunque hay pecado original en todos lados, hay un modo de vivir muy natural. Hay una mezcla de vida tranquila y pujante muy equilibrada.


-¿Qué opinión tiene del pueblo de San Luis?

-He notado que es muy católico y que tiene mucha fe. Es un signo positivo, porque ningún pueblo en la historia ha vivido sin la religión, con sus más y sus menos, pero una religión tiene que estar. La tuvieron los griegos, los asirios, babilonios, egipcios, politeístas o no. Es decir, la existencia de Dios como parte de la vida cotidiana siempre estuvo, hay un ser superior y trascendente. Esto en San Luis se vive como religión católica y cristiana.


-¿Tiene un plan de trabajo?

-Es lo que Dios vaya proponiendo. De todas maneras hay cosas que están establecidas por la Iglesia sobre lo que tiene que hacer un obispo. Si uno es padre de familia, la pregunta es qué se propone como padre de familia. Entonces, lo que me propongo es hacer las cosas normales de un obispo, que es tratar de ser pastor y padre de los sacerdotes y los laicos. Ahora he priorizado el seminario, tratar de visitarlo todos los miércoles desde que llegué, donde juego al fútbol con los chicos o ellos juegan conmigo… porque ya estoy al arco (risas). También mi intención es vivir serenamente y ayudar a vivir en una ciudad que no siga el ejemplo de otros lugares donde todos están peleados con todos.


-¿Qué opinión tiene de su antecesor, Jorge Luis Lona?

-Él me conoce desde chico porque también era de Mendoza y siempre hemos tenido una relación de conocimiento y muy buena, incluso en la transición hacia este año ha sido muy buena porque me guió en la Diócesis y en los papeles. Por eso estoy muy contento, porque como padre me transmitió todo lo que tenía que saber, así que tuvo una transparencia muy especial.


-¿Cuáles cree que son los desafíos actuales de la iglesia?

-El mundo está globalizado. Lo que pasa en otro rincón del planeta está pasando acá en mayor o menor medida. Pero para mí los mayores desafíos son la credibilidad, ayudar a ser lo que somos porque es lindo encontrar personas que son auténticas y por supuesto transmitir la vida y la cultura cristiana que es lo que nos ha caracterizado hasta ahora, pero que se está perdiendo, es decir, estamos eligiendo ser lo que no somos…


-¿A qué se refiere?

-Porque si uno se fija por ejemplo en China, tienen un modo de ser acorde a su cultura. La Argentina tiene una cultura hispanoamericana con mucha riqueza y se está perdiendo por un modo distinto de ser que no somos. Creo que eso es global y es todo un proceso que viene desde hace muchos siglos con la Revolución Francesa, la Revolución Rusa y luego con el movimiento obrero de 1864, con el Manifiesto Comunista de Marx y Engels que trajo el ateísmo total y planteó el materialismo dialéctico en donde la sociedad se va construyendo por sucesivas oposiciones que nunca se terminan de resolver.


-¿Cuáles son sus autores preferidos?

-La Biblia y los autores clásicos. En realidad he leído más de teología pero también me gusta mucho la poesía y algunas lecturas complementarias sobre todo de filosofía, como San Agustín y Santo Tomás de Aquino que es mi preferido que lo recomiendo que lo lean en los tiempos libres. También he estudiado mucho los textos de los diferentes papas, sobre todo los del siglo XIX.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...